Mejores mini altavoces bluetooth… ¡para calidad de sonido!

Altavoz bluetooth calidad de sonido

Tener un equipo Hi-fi ocupa espacio, con un coste relativamente alto, y no nos permite moverlo a diferentes estancias de casa o llevarlo afuera, si así nos apetece… Por suerte desde hace unos años, existen pequeños reproductores de sonido que nos pueden dar satisfacciones, permitiéndonos disfrutar de nuestra música con una decente calidad sonora.

La tecnología ha evolucionado sorprendentemente (miniaturización de amplificación en clase D, altavoces radiadores pasivos, bluetooth AptX…) hasta ofrecernos pequeños altavoces bluetooth con una calidad de sonido que, a los que amamos la fidelidad sonora, nos pueden llegar a sorprender y hacer disfrutar muy por encima de lo que podríamos esperar de dispositivos tan pequeños. Eso sí, el único reto… es saber encontrarlos…!

¿Es posible encontrar buen sonido entre tanta oferta de mini altavoces?

Altavoces JBL bluetooth

Hay centenares de opciones de mini altavoces para todos los gustos: para la ducha, para la piscina, unos con una calidad pésima, otros con un volumen estridente, otros que buscan gustar con un grave excesivamente reforzado… Un océano de necesidades en el que perderse si no tienes una pequeña guía que te ayude a localizar los que realmente nos pueden ofrecer una cierta calidad sonora.

Además, si en el mundo hi-fi ya es difícil predecir la calidad de sonido de un equipo basándonos en las “escuetas” especificaciones que nos dan los fabricantes (por lo que siempre es recomendable escucharlos para seleccionarlos), en el mundo de los altavoces bluetooth te puedes imaginar que las especificaciones nos ayudarán todavía menos, por lo que una vez más se hace imprescindible la escucha en vivo para hacer una elección de la que no arrepentirse.

Mi selección personal de mejores mini altavoces bluetooth para calidad de sonido

Si buscamos calidad de sonido, puede ser de ayuda comenzar con una preselección hecha por alguien que haya oído varias opciones, y aquí es donde yo puedo aportar mi grano de arena con este artículo. Mi objetivo es compartir mi selección personal tras varios meses investigando para comprarme yo mismo un mini altavoz; y por tanto he escuchado en persona todas las opciones que voy a exponer.

Mini altavoz Google bluetooth

La que sigue es una selección basada únicamente en mi opinión sobre su sonido, que es lo que yo quería evaluar, sin entrar en otro tipo de características como duración de batería, resistencia al agua, robustez, estética, etc… características que quedan fuera de este artículo para que las pueda valorar cada uno por su cuenta. Pero espero que si también buscas calidad, al menos te sea útil comenzar tu búsqueda con un ranking ya seleccionado en base a mis sensaciones respecto a su fidelidad sonora!

Y para terminar la introducción, no esperes encontrar en mi lista mini altavoces que tienen un grave exageradamente espectacular, o una sonoridad excesivamente alta… mi selección ha sido buscando un sonido nítido y natural, por supuesto también relativamente dinámico, con potencia y emoción… en definitiva, un sonido que destaque por características que nos permitan disfrutar y nos recuerden a algunos de los rasgos de la alta fidelidad, pero obviamente con todas las limitaciones acústicas de venir empaquetado en un formato portátil tan «mini».

Ahora sí paso a enumerarte los 10 mini altavoces de los que más me ha cautivado su sonido, de menos a más. Espero que te sirva!

10. Bose SoundLink Micro

Altavoz bluetooth Bose Soundlink Micro

Cuando llegué a este altavoz, imaginaba que este BOSE no defraudaría como opción robusta en formato «micro». Pero he de decir que además su sonido también estuvo por encima de lo que esperaría de algo del tamaño de una caja de cigarrillos.

Entrega una sonoridad fuerte para su tamaño, gracias a la eficiencia de combinar un driver activo y otro pasivo, un cierto impacto en la parte más alta de los graves, y como no viniendo de Bose, un midbass limpio y divertido marca de la casa que sorprende.

Bose parece que siempre ha parecido tener clara la estrategia de destacar su calidad en el rango medio, como han hecho siempre con los mini cubos de sus legendarios sistemas de home cinema Acoustimass; y en este caso la apuesta recuerda también al sonido de esos pequeños cubos para cine en casa, pero para los que los conozcais, la diferencia sería que este pequeño tiene una mayor pegada en el midbass pero un agudo menos natural y definido.

Por supuesto, no podemos esperar grave ni subgrave en un formato así. Cuando bajamos de la parte alta del midbass, la respuesta se recorta de una manera abrupta. Pero es el peaje que hay que pagar en estos tamaños si no queremos conseguir grave desbalanceado, como el que tienen esos altavoces bluetooth baratos que incorporan varios drivers pasivos para simplemente ofrecer el máximo grave posible, descuidando el resto del rango frecuencial.

En definitiva, este mini altavoz cubre un rango de frecuencias más que decente para ofrecer diversión y sonoridad, con un cierto impacto en la parte alta del midbass suficiente para reproducir con alegría las lineas de bajos y percusiones, y brindando disfrute en sonidos como la parte media de melodías que llegan a sorprender para lo que se podría esperar de algo que cabe en un bolsillo.

Pros:

  • Sonoridad e impacto inesperado para su tamaño
  • Midbass claro y detallado

Cons:

  • Agudos mediocres
  • Parte alta del grave escasa
  • Ausencia de parte baja del grave

9. Marshall Stockwell II

Altavoz Marshall Stockwell II para calidad de sonido

He podido escuchar varios de estos altavoces bluetooth Marshall con esa estética vintage tan atractiva que queda bien incluso colocado en el salón de nuestras casas. Si tu también has escuchado alguno y esperas un sonido similar al de sus hermanos mayores de gama, tengo que decir que este es el que menos «me ha alegrado el oído» de todos ellos. Lo cual no es de extrañar, ya que entre otras cosas es el altavoz más pequeño de la familia y esto implica mayores limitaciones electroacústicas.

A pesar de esto, no significa que no sea un buen mini altavoz bluetooth comparado con los de otros fabricantes, y al final he creído razonable posicionarlo en el número 9 de mi listado por encima del anterior Bose Soundlink Micro, aunque este puesto en mi opinión está bastante reñido ya que ambos tienen ventajas y desventajas en diferentes ámbitos del sonido, pudiendo convencer más uno u otro a diferentes tipos de público.

El sonido de este Marshall Stockwell II creo que puede satisfacer especialmente a los amantes del rock y otros estilos en los que la guitarra se lleva el protagonismo. Primero, porque da un nivel de sonoridad bastante enérgico, y segundo sus medios son claros y vivos, quizás con un ligero carácter rasgado y distorsionado. Dos características que consiguen que la música guitarrera y percusiva suene de una manera expresiva y afilada.

El grave baja más profundo que el pequeño Bose, pero no esperes tampoco una gran profundidad. El tamaño y la acústica no permiten mucho más. Tampoco el agudo es muy sorprendente, en mi opinión es poco claro en la parte alta y bastante directivo (quizás el menos omnidireccional de esta lista), por lo que has de orientar el altavoz dirigido hacia ti para percibir el agudo adecuadamente, y aún así no consigue un sonido muy nítido ni «gaseoso» en la parte alta.

Una de las ventajas diferenciadoras de este altavoz respecto a otros, son sus «knobs» o potenciómetros, característicos de la familia Marshall, que nos posibilitan ajustar manualmente el equilibrio de graves y agudos para acomodar la respuesta del altavoz a nuestro gusto y así rectificar posibles carencias de la grabación o del entorno donde lo escuchamos, lo cual es muy de agradecer y nos ayuda a optimizar sus resultados.

Para mi es un altavoz con virtudes y limitaciones, pero que puede ser la opción ideal para un tipo de público que pasa sus mejores ratos escuchando música guitarrera y le gusta escucharla ya a un cierto volumen.

Pros:

  • Rango medio apropiado para rock y guitarras
  • Alta sonoridad

Cons:

  • Bastante direccional
  • No destaca en ningún rango en especial por su nitidez ni fidelidad

8. Bose SoundLink Revolve

Altavoz bluetooth Bose Soundlink Revolve para calidad de sonido

Este Bose me convence por varias de sus cualidades, y llegó a ser durante bastante tiempo uno de los candidatos para mi compra. Si algo destacaría de su sonido son dos cosas, su omnidireccionalidad (característica que puede ser conveniente para altavoces que ponemos en cualquier sitio de una estancia) y sus buenos medios-graves, articulados y con impacto, con una buena respuesta temporal, afilada y ágil. Gracias a esto nos transmite sensaciones divertidas y «trepidantes». Eso sí, cuando exprimimos sus limites de volumen el grave es de lo primero que empieza a verse comprometido, como es lógico.

La parte en la que menos destaca y que me hizo finalmente no decantarme por él, son sus agudos, con poca resolución y algo arenosos. Deduzco que sea porque acústicamente los agudos no nos llegan de una manera directa, ni siquiera reflejada, sino que desde el driver que los emite internamente sufren una canalización acústica un poco especial al transmitirse por el interior de la estructura (con las reflexiones internas y desfases que eso pueda conllevar) y luego se emiten hacia el exterior a través de los agujeritos de su estructura. Transmitir agudos a través de este tipo de recorridos sin que haya desfases en las altas frecuencias es complicado de conseguir. El resultado es un agudo que aunque cumple su función de complementar la música, es poco detallado, casi diría que con un toque arenoso, y esto en mi opinión le quita «caché» para codearse con las opciones más «hifi» de esta lista.

En conclusión, es un altavoz con uno de los mejores sonidos de este listado en el rango del medio grave, gracias a ese impacto y articulación que lo hace muy diferencial y que nos puede hacer disfrutar mucho la música. Pero que no puede competir con los siguientes de la lista cuando empezamos a hablar de rangos medios y agudos que ofrezcan un cierto nivel de fidelidad.

Pros:

  • Omnidireccionalidad
  • Medio-grave con impacto y articulado, trepidante
  • Calidad sonora en medios

Cons:

  • Agudos poco detallados
  • Ausencia de parte profunda del grave

7. Loewe Klang M1

Altavoz bluetooth Loewe Klang M1 para calidad de sonido

La marca Loewe evoca calidad audiovisual, y en este caso tengo que decir que sin duda se cumple esa expectativa. Este altavoz mini me sorprendió por la alta claridad de todo el rango que reproduce, que va de los agudos al medio-bajo. Y es que eso sí, cuando llegamos al grave este brilla por su ausencia, como hace suponer su tamaño tan mini, sólo comparable al del Bose Soundlink Micro.

Una vez asumido cual es el rango que reproduce este altavoz que recuerda a un mini transistor de otra época, hay que decir que en el espectro medio y agudo el nivel de calidad es sorprendente, evocador por momentos al de equipos de alta fidelidad. Especialmente perceptible con una transparencia en las voces que cuanto más se escucha más seduce, y que por tanto también se manifiesta en una gran musicalidad en el rango medio y los agudos.

La parte ausente es el medio-grave. No oiremos impacto y mucho menos profundidad; simplemente percibiremos la parte alta de las lineas melódicas de bajos y de las percusiones, que acompañarán de manera suficiente para complementar el disfrute que proporciona este gran transductor en el resto de bandas, ahí donde es bueno transmitiendo emociones.

Pros:

  • Rango vocal cercano a la alta fidelidad
  • Agudos claros y detallados

Cons:

  • Midbass ténue
  • Carencia de graves

6. B&O Beoplay P2

Altavoz bluetooth Beoplay P2 para calidad de sonido

A estas altura comenzamos a entrar en un nivel a partir del cual la calidad relativa al tamaño que ofrecen estos mini altavoces Bluetooth ya sorprende sin ambages; y este Beoplay P2 es un ejemplo manifiesto.

Es posible que estos últimos tiempos hayas visto esta pieza sonando en un expositor en alguna de las grandes tiendas de electrónica de los centro comerciales; y no es por casualidad. Este altavoz no solo llama la atención por su diseño (aspecto que no valoro en este artículo) sino especialmente por su sonido, que atrae miradas y curiosos en esos expositores cuando alguien lo hace sonar con alguna de las canciones de demostración que permiten reproducir.

Primeramente, el volumen de sonido del P2 es fuerte para su tamaño, es lo primero que sorprende; pero ya hay muchos dispositivos mayores capaces de ofrecer más volumen… por lo que obviamente esta no es la característica por sí sola que gira miradas en los expositores. Es la combinación de esta sonoridad con un sonido muy limpio, suave y musical lo que hace acercarse al expositor cuando alguien escucha lo que sale de un dispositivo tan pequeño.

El rango agudo es claro y nítido, el rango medio y vocal suena fluido; y el grave… está más o menos presente! se oye!! que no es poco para un mini altavoz de su tamaño! Se perciben bien en la parte alta del grave las lineas de acompañamiento y las percusiones con un relativo volumen, que complementa las sensaciones que transmite el buen hacer de este altavoz en el resto del espectro. Por supuesto, la física es la física, y no puedes esperar impacto ni profundidad en el grave, pero no olvidemos que hablamos de mini altavoces en todo momento.

En resumen, en mi opinión un «gran mini altavoz» bluetooth para calidad de sonido, fruto seguro que de un excelente trabajo de ingeniería de B&O, cuya elección queda ya a merced de las preferencias personales de cada uno (como mayor necesidad de graves, u otros aspectos no sonoros como su precio, más o menos resistencia a la intemperie, etc…)

Pros:

  • Nitidez y naturalidad de agudos y medios
  • Buena calidad sonora general
  • Fuerte sonoridad sin distorsión para su tamaño

Cons:

  • Graves discretos

5. Bose SoundLink Mini II

Altavoz bluetooth Bose Soundlink Mini II

El SoundLink Mini II fue pionero en el mundo de la calidad bluetoth, y a día de hoy sigue siendo venerado por su sorprendente calidad de sonido, hasta tal punto que BOSE renovó su catálogo con nuevos modelos pero no dejó de fabricar este, manteniéndolo a la venta junto con las nuevas generaciones, por méritos propios. De alguna manera los ingenieros de BOSE acertaron en su momento con todas las características de diseño que ha de tener un buen mini altavoz bluetooth, lo que hace que a día de hoy sigue siendo reconocido como uno de los que ofrecen una mejor calidad de sonido, todavía mirando por encima del hombro a parte de la competencia más reciente.

Y en mis escuchas pude dar fe de ello. He percibido un equilibrio de calidad muy difícil de encontrar en este tipo de dispositivos: agudos claros, medios detallados y agradables, y lo más diferenciador en este punto de la lista, una extensión de grave que está ya un paso por encima de todos los competidores anteriores. Para que te hagas una idea, en mi opinión el único anterior de la lista con el que rivalizaría en graves es con su hermano el Bose Soundlink Revolve, que ofrece un grave un poquito más potente y más articulado que este (notas y ritmos más trepidantes y definidos) y por tanto más divertido para música pop, dance, latina, disco, etc… pero que por contra su extensión grave se corta abruptamente a partir de ciertas frecuencias a partir de las cuales ya no ofrece de profundidad. En cambio este Mini II tiene un grave con una caída y extensión más lineal, natural, con más de profundidad y por tanto evocando un equilibrio de espectro que recuerda al hifi. Ideal para disfrutar estilos musicales menos trepidantes pero más demandantes de fidelidad, como Jazz, Clásica, etc…

Como punto en contra mencionaría la direccionalidad. Es un altavoz que, por su diseño acústico, ha de estar más dirigido que otros hacia la zona de escucha, ya que se percibe una diferencia notable entre la respuesta de agudos y parte alta de los medios emitida si nos posicionamos enfrente el altavoz respecto a si nos movemos por el entorno. Quizás en el momento en el que se diseñó este altavoz, Bose no era tan consciente como lo es hoy en día de lo importante que es el ofrecer cierta omnidireccionalidad en altavoces de estos tamaños.

Como resumen, para mi gusto a nivel de calidad sonora general está reñido con el Beoplay P2 (el anterior de la lista), ofreciendo el P2 unos medios y agudos con un poco más de microinformación y musicalidad, es decir, un poco más hifi en esta parte del espectro; pero entregando este BOSE una extensión en graves mayor que ensancha el rango frecuencial y por tanto ofrece una experiencia con más cuerpo y balance (característica también a considerar como criterio hifi). Por tanto, ya dependería de los gustos personales de cada uno (y de la valoración de otras características no sonoras) la predilección por uno u otro de estas dos excelentes piezas.

Pros:

  • Sonido limpio y natural en todo el rango frecuencial
  • Grave con extensión para su tamaño
  • Balance general conseguido

Cons:

  • Direccionalidad

4. Kef Muo

Altavoz bluetooth Kef Muo

Y seguimos subiendo el nivel! Nos encontramos ahora con este Kef Muo, un altavoz que se posiciona entre esos altavoces bluetooth que con unas dimensiones ridículas, pueden dar lecciones de fidelidad. Y es que este Kef está en esta posición cercana al Top de manera ya muy competida con los que tiene por encima, porque en mi opinión el sonido de este altavoz es casi de podium.

Según se puede ver en la web de Kef, dispone de tecnologías como 2 drivers activos full range de 50 mm cada uno para emitir en estéreo, un driver pasivo en el centro, un chasis de aluminio acústicamente inerte, además de mucha electrónica avanzada entre la que se cuenta un DAC de alta calidad o recepción bluetooth aptX. Pero estas complejidades tecnológicas en sí mismas no son garantía de una determinada calidad de sonido, como bien sabemos los aficionados a la fidelidad sonora. Lo importante… sólo se revela cuando se escucha!

Y es por esto y sólo por esto, por su sonido, por lo que me impresionó. Cuando escuchas este mini altavoz, te das cuenta de que desde unas dimensiones tan pequeñas se puede emitir un sonido de alta resolución, muy límpido y neutro en casi todo el rango y con mínima coloración desde los medios hasta los agudos. El efecto de esa claridad es como si le hubieran quitado un velo de tela a un altavoz, y de repente oyeras unos matices y riqueza en el rango medio, el medio-alto y el agudo, con una microinformación y riqueza que le otorga una musicalidad que para mi lo convierte en uno de los ganadores de esta lista. Un trabajo de ingeniería, dadas las restricciones que imponen estos formatos, digno de reconocimiento.

Altavoces Kef Muo bluetooth para calidad de sonido

Si lo veo tan bueno, te preguntarás ¿por qué no es mi ganador? Es el dilema que me plantee yo al hacer esta lista, ya que era uno de mis candidatos al número 1. Y la respuesta que me dí es debido a su extensión grave. Esta parte es más nítida y extendida que algunos de los anteriores del listado, pero es menor en extensión que en los siguientes.

El grave no es lo más importante para mi, pero hay que valorarlo también en un altavoz equilibrado para que te transmita la información y emociones que contiene la grabación. Y aunque en medios y agudos supera bastante a algunos de los siguientes, como el Vifa y el Denon, su menor extensión en graves lo deja menos compensado que ellos, para mi gusto.

Difícil… es un ranking muy personal y la ordenación sobre todo de este top 5 me resultó complicada. He tenido que decidir basándome en lo que me compraría para mi mismo, y finalmente aunque me costó, lo dejé en 4º lugar. Pero estoy convencido de que este altavoz me haría las delicias con horas de disfrute, desde música clásica y vocal hasta géneros electrónicos, así como sorprendería a las visitas (como sabemos, un indicador también de lo diferencial del sonido de un componente de audio), hasta tal punto que sospecho que me podrían haber acabado gustando tanto esos destellos de alta fidelidad, que quien sabe si me haría reordenar mi lista…

Con esto que te acabo de contar, intento transmitir el dilema que fue para mi esta ordenación final del top 5, y así te bases en tu propio criterio que encaje más con tus gustos, que es el objetivo de este artículo.

Pros:

  • Sorprende en todo el rango
  • Sonido de muy alta resolución y dinámica
  • Gran musicalidad sin coloración

Cons:

  • Menos extensión en graves que algunos de sus competidores

3. Vifa Reykjavic

Altavoz bluetooth Vifa Reykjavic

Entramos en el número 3 del podium con este Vifa, marca que a pesar de los cambios de propiedad de los últimos años, por suerte sigue enfocada en ofrecer una calidad sonora superior. Y con su entrada en el mundo del bluetooth estos los ultimos, años lo ha demostrado una vez más.

La estética nórdica, minimalista y agradable, carente de formas y de contrastes agresivos se manifiesta no sólo en el diseño de este altavoz (aspecto que como decía no voy a tratar en este artículo) sino también sobre todo se plasma en su sonido, con una impronta auditiva que se podría definir con los mismos adjetivos típicamente usados para describir esta popular estética nórdica.

Su sonido es agradable, sin picos perceptibles, ni distorsiones notables en toda la zona del medio y agudo, con un carácter cálido característico de los dos tweeter de seda de 19 mm que dispone, orientados además de manera estratégica e inteligente para aumentar el área de cobertura de estas frecuencias y mejorar así la omnidireccionalidad de este rango.

La parte media del espectro es confortable, natural y limpia, lo que indica que han hecho un buen trabajo de filtrado de las resonancias en el woofer, ya que al ser de aluminio tendría tendencia a emitir cierta distorsión «rasgada» perceptible en su frecuencia de ruptura (en torno a los agudos-medios alrededor de 10 KHz ), pero en este caso no se percibe esta distorsión, indicando por tanto que esas frecuencias se han eliminado adecuadamente con el DSP interno, dejando la reproducción de este rango alto completamente en manos del tweeter.

Altavoz Vifa Rejkjavic en escritorio

En cuanto al grave, no es muy profundo pero se nota que el woofer de 70mm permite algo más de extensión que los contendientes anteriores (a excepción de los BOSE Revolve y Mini II, que también dan buen resultado en este rango). Aunque como es de suponer, no se le pueden pedir peras al olmo y el grave empieza a sufrir pronto de limitación cuando se le exigen altos volúmenes. Por cierto, graves que parecen limitarse al subir el volumen de una manera regulada electrónicamente por el DSP para permitir seguir subiendo el volumen sin subir la potencia en graves a partir de cierto punto.

Otro aspecto que desde mi punto de vista es mejorable es la transparencia en el rango más alto que reproduce el woofer (y que todavía no reproduce el tweeter). Esas frecuencias intermedias en torno a los 1000-3000 Hz aprox., me dieron la sensación de no estar a la altura en cuanto a nitidez respecto a lo que está el resto del rango, y que por ejemplo reproducen de manera sobresaliente altavoces anteriores como el Kef Muo, el Loewe Klang M1 o el Beoplay P2. Un «pero» menor, que puede ser interesante conocer pero que sin embargo no empaña la sensación general de nitidez que sí ofrece en la mayor parte del espectro.

El resultado final es un altavoz con un sonido que se podría describir agradable, natural, con buena omnidireccionalidad, en el que destacan sus agudos suaves y la nitidez en el medio y parte alta del grave; lo que le permite lidiar muy bien con cualquier estilo de música evitando sensación de fatiga y ofreciendo una escucha muy placentera, musical y repleta de detalles durante horas.

Pros:

  • Agudos delicados
  • Nitidez equilibrada
  • Carácter natural

Cons:

  • Graves se limitan a altos volúmenes
  • Parte alta del rango medio, no esta al nivel en nitidez del resto del rango

2. Denon Envaya DSB-250BT

Altavoz bluetooth Denon Envaya para calidad de sonido

Para colocarse en la segunda posición del podium hay que aportar algo especial respecto a los competidores anteriores, y este Denon Envaya ofrece algo que me ha resultado una estrategia muy inteligente para vencer las limitaciones acústicas propias del formato «mini», para conseguir un sonido equilibrado con extensión y profundidad en el grave: un uso muy estratégico de la estructura acústica.

Dadas las limitaciones de tamaño de este tipo de mini altavoces, sin duda el éxito podrá estar en los «trucos» acústicos que utilicen para salvar las restricciones del propio formato físico (aquí las estrategias no pueden ser similares a las de las cajas acústicas de estantería, sino que hay que agudizar mucho más el ingenio y barajar otros compromisos electroacústicos, muchas veces sacrificando unos para lograr otros). Por tanto conseguir un resultado general equilibrado entre calidad y con una curva de respuesta plana dependerá de cómo balancees la fidelidad de los transductores con las limitaciones o el «color» al que te obliga el propio formato, y que hemos visto que es inevitable de una manera u otra en todas las opciones anteriores.

Y es aqui donde los japoneses de Denon han logrado un balance de la extensión y profundidad en el grave, con una buena calidad en el resto del rango, con una interesante estrategia. Primeramente, y de manera adicional a los dos drivers emisores fullrange incorpora en la parte trasera un gran radiador pasivo rectangular de 53 x 135 mm para los graves. El uso de radiadores pasivos para extender la respuesta no es exclusivo de este Denon, ya que lo incorpora algún competidor de esta lista como el Bose Soundlink Micro o el Marshal Stockwell II. Lo que sí es original y realmente interesante es que a además Denon ha optado por aprovechar la resonancia estructural propia de la carcasa plástica del altavoz para realzar determinadas frecuencias de manera calculada, y así enriquecer la respuesta en el rango medio como si de una caja de resonancia se tratase.

Con esta combinación estratégica de radiador pasivo y resonancia de la carcasa, consiguen ofrecer un grave más denso de los que se podría esperar y un midbass rico, lo que complementa el buen hacer de los 2 drivers full range en medios y agudos, que se hubieran quedado cortos en la parte del midbass si tuviesen que hacerse cargo por sí solos sin este ingenioso refuerzo acústico.

El contra de estrategias como esta, es que obviamente el sonido en este rango medio es más coloreado de lo habitual. En términos de fidelidad, colorear es una mala práctica, contraria a los dogmas hifi puristas, ya que está añadiendo frecuencias al sonido original (opuesta por ejemplo a la estrategia del Kef Muo, con una carcasa de aluminio muy sólida y por tanto inerte a la coloración, ofreciendo un midbass nítido y analítico; pero limitada para dar extension y profundidad).

Sin embargo en este Denon, aunque sacrificamos la pureza en este rango medio añadiendo cierta coloración, el resultado general es de una mayor extensión y linealidad frecuencial sin transiciones bruscas, lo cual es un aspecto de calidad también a valorar. Es decir, el Denon Envaya opta por un compromiso opuesto a Kef Muo, comprometiendo la neutralidad en el rango medio pero obteniendo una respuesta más extendida y rica hacia el grave.

Si no había quedado claro hasta ahora, se hace evidente que el mundo de los mini altavoces es todo un reto para los ingenieros, que deben encontrar en dispositivos diminutos la consecución de unos objetivos en sacrifico de otros, más aún si hablamos de conseguir calidad de sonido…

Mi conclusión sobre este pequeño, es que efectivamente el sonido conseguido es digno de reconocimiento. Medios-altos y agudos limpios y agradables, con mucho detalle y sensación de espaciosidad. Medios ricos aunque con la coloración mencionada, y unos graves potentes para su tamaño que consigue todo en conjunto una respuesta global natural y extendida, muy musical y dinámica, que te dibuja una sonrisa con los estilos más variados; y se posiciona merecidamente como uno de los mejores mini altavoces bluetooth que podemos comprar a día de hoy.

Pros:

  • Calidad de medios y agudos
  • Curva de respuesta sin irregularidades y extendida
  • Musicalidad

Cons:

  • Graves y midbass con cierta coloración

1. B&O Beoplay A1

Altavoz bluetooth B&O Beoplay A1

Y por fin! Llegamos a la cúspide de la lista con el altavoz que, tras de varios meses de búsqueda, ha sido para mi el que mejor cumple con mis expectativas para un mini altavoz bluetooth dedicado a dar la mejor calidad de sonido posible.

Y es que, bajo mi criterio el B&O Beoplay A1 ofrece el mejor y más disfrutable equilibrio entre todas las características que hemos valorado en los contrincantes anteriores. Es decir, nos ofrece una alta calidad de sonido con resolución y detallismo, combinada con una respuesta en frecuencia plana y extendida hasta el extremo grave, entregando finalmente una potencia sonora fuerte y dinámica. Este conjunto de características en conjunto se manifiestan en una experiencia de escucha que ofrece un gran deleite sonoro con cualquier estilo, desde el Jazz más profundo hasta clásica o electrónica, y que en mi opinión marca la referencia en cuanto a la calidad que nos pueden llegar a ofrecer los altavoces de tamaños «mini». O al menos de lo que he oído hasta el día de hoy!

A destacar sus agudos suaves, con capacidad de ofrecer ese toque gaseoso que sólo un altavoz con tweeters decentes y un rango extendido con poca distorsión puede ofrecer (en el extremo opuesto tendríamos los primeros 3 altavoces de esta lista, los BOSE y Marshall, con agudos arenosos y poco detallados).

En cuanto a los sonidos medios, son naturales y nítidos, contribuyendo a una sensación de musicalidad que destaca desde el primer momento, especialmente en el midbass (parte baja de los medios) con una buena dinámica llena de matices, algo difícil de conseguir en este tipo de altavoces.

Los graves son los más extendidos de todos los altavoces de este listado, es decir, los que reproducen frecuencias más profundas. Esto hace que, en conjunto con la buena extensión en agudos ofrezca una respuesta conjunta extendida y natural, lo que es un rasgo importante para mayor fidelidad. Por cierto, importante no confundir esta extensión de graves con la «pegada», aspecto en el que en mi opinión le supera el BOSE Soundlink Revolve, pero obviamente a costa de recortar la extensión del grave y por tanto no pudiendo emitir notas tan profundas como logra este Beoplay A1.

Si hablamos de la limitación más perceptible, yo diría que es la pérdida de control del grave cuando empezamos a exigirle sus más altos volúmenes, y es que a partir de cierto punto, el grave pierde precisión y análisis, haciéndose más difícil discernir las notas de bajos y los beats de percusión. Todo altavoz empieza a manifestar limitaciones al acercarlo al extremo de su volumen, en algunos se manifiesta antes con distorsión en los medios, en otros con ciertas resonancias o, como es el caso de este A1, el grave es el primero en manifestar esas limitaciones. Pero puedo decir que ocurre a volúmenes ya muy cerca de su límite. Hasta poco antes, el grave se mantiene con un nivel de calidad muy destacable.

Por último, una virtud que también vale la pena comentar en este tipo de altavoces es su omnidireccionalidad, y es que al tener forma redonda, disponer de dos tweeter y emitir hacia arriba, la dispersión de su sonido permite que se escuche bastante bien en cualquier posición de la sala a su alrededor.

En resumen diría que para mi es un altavoz redondo, no sólo por su forma, sino por el conjunto de virtudes y el equilibrio entre todas ellas, que garantizan un disfrute de la música y una transmisión de emociones, que hace años no hubiéramos imaginado podrían ofrecernos altavoces bluetooth de estos tamaños.

Pros:

  • Calidad que evoca al hifi en todo el rango
  • Transparencia y musicalidad
  • Profundidad del grave
  • Alta sonoridad

Cons:

  • Grave pierde precisión al subir el volumen

Conclusión

Como has visto, no es fácil seleccionar y ordenar altavoces según su calidad, y menos aún en el mundo de los mini altavoces bluetooth, un mundo lleno de compromisos electroacústicos empezando por el tamaño y continuando por la miniaturización de la electrónica, que obliga a encontrar los mejores balances y compromisos en un mundo en el que la fidelidad es muy dificil de aproximar.

Pero creo que esta lista es una buena muestra de que incluso en este mundo, es posible encontrar altavoces que nos hagan disfrutar a los audiófilos de esas características del sonido que nos hacen emocionarnos, disfrutar o trasladarnos a otros lugares sin movernos de nuestro salón, o en este caso de allí donde nos hayamos llevado nuestro «mini» altavoz! 😉

Acerca de Diego Ena

Desde siempre he tenido un gran interés por los fundamentos y curiosidades del sonido. Durante mis estudios tuve la suerte de poder hacer una especialización sobre audio, y aunque no me dedico profesionalmente a ello, a día de hoy sigo siendo un gran aficionado. Con este blog espero aportar mi granito de arena a la afición por el interesante mundo del sonido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *