Las fuentes de audio de calidad del Siglo XXI

Cambridge Audio NP-30 Network Streaming Player

Por fin, parece que finalmente los aficionados al audio en casa, empiezan a vislumbrar que la era de las comunicaciones se integra con la búsqueda y el disfrute de la calidad en la música.

Después de unos años teniéndose que aferrar a tecnologías antiguas (altamente perfeccionadas, eso si), como los reproductores de CDs, o incluso el disco de vinilo para los más puristas de lo analógico; y sin poder aprovechar la tecnología digital que hoy en dia domina todo nuestro trasiego de información; por fin ya se está empezando a disponer de fuentes de alta calidad que incluyen la versatilidad y riqueza de las funcionalidades actuales. Pero antes de pasar a conocerlas, veamos una pequeña introducción…

¿Qué es la “fuente de audio”?

La fuente de audio, es el dispositivo que reproduce el sonido contenido en el formato de grabación. O sea, lee la información del soporte (ya sea analógica o digital), y lo transforma en una pequeña señal de audio, ya lista para enviar al amplificador.

Como ejemplos, podemos pensar en los platos giradiscos, reproductores de CDs, tarjeta de sonido de un PC, etc

La fuente de audio es la parte de la cadena de audio que más ha variado a lo largo de los últimos tiempos. Así como la tecnología de amplificadores y altavoces no evoluciona muy rápidamente, ya que su naturaleza y tratamiento es muy “físico”(eléctrico) respecto a la señal de audio, la fuente de audio es un dispositivo electrónico gestor de la información grabada, y que la transforma en una pequeña señal electrica. Esto hace que evolucione rápido según la época, según varían las calidades de grabación de audio,  las tecnologías de almacenamiento, etc

Últimamente, las fuentes de audio más utilizadas en las casas son los teléfonos móviles, los reproductores portátiles, sistemas de cine en casa, etc… , fuentes que pueden ser prácticas para reproducir los formatos de audio informáticos actuales, y que se conectan a un amplificador para simplemente sonorizar nuestra sala. Pero que, por limitaciones físicas y de coste, no suelen cumplir con los requisitos de una fuente de calidad. Hasta tal punto, que las personas más exigentes, siguen utililzando, como fuente, su antiguo reproductor de CDs o vinilos.

¿Usamos actualmente, como fuente, dispositivos de la mejor calidad de sonido? La respuesta es que, en la mayoría de los casos, no…

Entonces, ¿Hay alternativas hoy en día, que nos permitan reproducir con alta calidad los formatos de audio actuales, manteniendo la versatilidad de los nuevos medios de almacenamiento? 

Por suerte, ultimamente están surgiendo algunos dispositivos innovadores, que ponen énfasis en la consecución de una reproducción de alta calidad, y aprovechan la tecnología presente, reproduciendo los formatos de almacenamiento más actuales.

La aparición de estos nuevos dispositivos, que presentaremos a continuación, también coincide con la incipiente intención de las discográficas, de comenzar a producir música en formatos de alta definición (96 KHz, 24 bits, etc).

El conjunto de estas dos circunstancias, presenta un destino prometedor a partir de ahora para el audio de la alta calidad en casa.

 

LAS FUENTES DE AUDIO DE CALIDAD DEL SIGLO XXI

Actualmente, la música se almacena en discos duros, o se escucha directamente desde internet. Entonces, ¿porqué no hacer fuentes de alta calidad que sean capaces de reproducir esta música desde ahí, para olvidarnos de CDs y otros soportes físicos? Esta es la pregunta que seguramente muchos nos hemos hecho alguna vez, y por lo visto, era un tema que ya estaba en ciernes de ser resuelto por algunos fabricantes.

A continuación veremos someramente algunos de los sistemas más prometedores, que están teniendo gran éxito en el mundo del Home Audio combinándose con la tecnología más actual. Siempre con una premisa básica, la “alta calidad de sonido”, que como es de suponer, unos conseguirán mejor que otros.

 

Cuando el almacenamiento de música está cercano al equipo de audio

Muchas veces, la música guardada en el disco duro del ordenador, va a ser reproducida por un sistema de audio cercano al ordenador. En estos casos la distancia no es un problema a resolver, y nos encontramos con dispositivos como los siguientes:

DACs (digital to analog converters)

La música sale directamente en formato digital del ordenador, reproductor de películas o videoconsola, a través de un cable óptico digital o un cable USB. El DAC es un “Digital to Analog Converter”, un aparato externo que recibe esta señal digital, y la convierte en sus “tripas” en una pequeña señal de audio de alta calidad. Es un aparato especializado y pensado para que el resultado sea superior a los DACs que llevan integrados las cadenas musicales, los telefonos móviles, tarjetas de sonido de PC, etc

La limitación que tienen  es que han de estar cerca del almacén de música (lo que alcance en cable), y cerca del amplificador, por lo que todo el equipo de música resultante quedará en un solo lugar.

Como ejemplo de estos dispositivos, algunos de los más conocidos son:

MagicDAC (Cambridge Audio):

Entrada USB y SPDIF, preparado para gran variedad de dispositivos. Ya sea la salida óptica de nuestro ordenador, salida USB, o salidas ópticas de otros dispositivos audiovisuales (videoconsolas, tvs, etc). Precio aprox. 370 euros.

Tranquility SE (Db Audio Labs):

Busca la excelencia en la calidad del sonido. No reproduce el futuro audio de alta resolución, por haber preferido sus fabricantes mantenerse excepcional en el formato similar al CD actual (44.1 KHz, 16 bits). Solo tiene entrada USB, nada en SPDIF, por considerarlo un transporte de datos de peor calidad de lo que se puede obtener de un USB (en futuros artículos veremos la problemática que arrastra, por diseño, el antiguo formato de transporte digital óptico SPDIF). Precio aprox: 1400 euros.

Tarjetas de Sonido de ordenador especializadas

Otra forma de mejorar el audio de serie de un ordenador, y utilizarlo como fuente de alta calidad, es instalándole una tarjeta de sonido de alto nivel, que se encargue internamente de hacer la conversión DAC en alta fidelidad. Normalmente, un DAC externo será superior, pero no hay que despreciar la alta calidad que consiguen algunas de estas tarjetas semi-profesionales. En futuros artículos veremos más los detalles de las tarjetas de PC, que incluyen no sólo prestaciones de reproducción, sino también de grabación y procesado de audio.

Sound Blaster X-Fi Titanium (Creative):

Pensada para los audiofilos exigentes, su DAC interno tiene una soprendente relación S/R de 122 dBs, y amplificadores operacionales intercambiables. También tiene salidas digitales, pero si las usamos, estaremos inutilizando su DAC interno, que tan buena calidad proporciona en la conversión. Precio aprox: 160 euros.

M-Audio Audiophile 2496:

Características en cifras un poco inferiores a la anterior, pero así mismo, el precio es inferior, siendo una excelente opción de calidad audiófila. Precio aprox: 100 euros

 

 

 

Cuando el almacenamiento de música está lejano al equipo de audio

Aqui es cuando viene la parte más interesante. Imaginemos un ordenador donde centralizamos la música de toda la casa, pero gracias a la red WiFi, podemos reproducirla también desde otros dispositivos inalámbricos en otros lugares de la vivienda… por ejemplo, uno en el salón, como fuente de calidad para un equipo de música de alto nivel. Imaginemos también, que estos dispositivos no solo pueden reproducir la música del disco de nuestro ordenador sin estar cerca de él, sino que también se conecta por sí solo a internet, y ofrece una lista de miles de canales de radio desde la red… O imaginemos más aun, que este dispositivo es capaz de reproducir cualquier música por streaming desde servidores de música online como Napster, Spotify, Google music, etc…

Si este dispositivo tuviera un DAC interno con calidad de sonido excepcional, tendríamos lo que para muchos sería la fuente ideal, de hoy en día, para el audio en casa de calidad. Pues buenas noticias! para los que no lo sepan, esto ya existe…

Squeezebox Touch (Logitech)

Reproduce, por Wifi o cable de red, la música almacenada en cualquier ordenador de la casa, todo comandado desde su pantalla táctil y mando a distancia. También reproduce por streaming miles de canales de radio desde internet, así como música desde los servidores de música por suscripción (Pandora, Slacker, etc). Lo mejor de todo es que su DAC interno es de buena calidad, por lo que es un dispositivo ideal como fuente de audio de calidad para el equipo de música. Tiene salidas digitales, pero si las usamos, estaremos inutilizando el DAC interno, por lo que solo valdrá la pena hacerlo si el DAC que haga la conversión es superior al del Squeezbox. Por si sólo, es ya una gran opción. Precio aprox: 300 euros

Zoneplayer 90 (SONOS)

Similar al anterior. Reproduce por WiFi la musica de nuestros ordenadores, canales de radio streaming de internet, y tiene acceso a miles de canciones online al momento, gracias a servicios como Napster, Spotify, Deezer, etc. En este caso, no tiene panel frontal, pero su manejo (reproducción de música, volumen, etc) se realiza con nuestro Smartphone o Tablet, instalando la aplicación correspondiente. Precio: 350 eur

DNP-720AE (DENON)

Aumentando ligeramente las prestaciones y calidad de audio, DENON presenta este reproductor de streaming que, al igual que los anteriores, reproduce desde PCs(DLNA), miles de canales de radio en Internet, Airplay, y música desde servidores de suscripción. Además de esto, DENON ha incluido radio clásica AM/FM y una conexión USB delantera para enchufarle la música de nuestra memoria flash. Además de estos valores añadidos, se incluye la aplicación para smartphones, de forma que el mando a distancia no sea una preocupación, y todo pueda ser manejado desde el móvil. ¿Que más se puede pedir? Precio aprox, 450 euros.

NP30 (CAMBRIDGE AUDIO)
Por último, y manteniendo el alto nivel del anterior en lo que a sonido se refiere, Cambridge Audio ofrece también su versátil opción, que también destaca por la calidad de su DAC interno. Igualmente reproduce música de PCs o NAS, USB, canales de radio desde internet, y música desde servidores de suscripción. Todo al instante y al alcance de la mano. En este caso, una de sus bazas puede ser la estética, ya que sus dimensiones son reducidas respecto al DENON anterior. Ofrece también manejo desde Smartphones con su propia aplicación. Precio aprox. 450 euros

 

Conclusión

Después de unos años de sequía tecnológica para los amantes de la música en casa, y teniendo que conformarse con home cinemas, pequeños reproductores portátiles, teléfonos móviles, o antiguos reproductores de CD como fuentes, ahora la última tecnología unida a la calidad de audio se acerca a los hogares. Estas fuentes del futuro ya están en las tiendas, la mayoría de ellas preparadas para los formatos de música en Alta Definición que ya empiezan a distribuir algunas discográficas. Todo va a venir de una vez, lo cual lo hace más emocionante: sonido potencialmente de mejor calidad que el formato CD, con todas las ventajas de tener la música en un repositorio en casa, o en “la nube”…

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someone

Acerca de Diego Ena

Desde siempre he tenido un gran interés por los fundamentos y curiosidades del sonido. Durante mis estudios tuve la suerte de poder hacer una especialización sobre audio, y aunque no me dedico profesionalmente a ello, a día de hoy sigo siendo un gran aficionado. Con este blog espero aportar mi granito de arena a la afición por el interesante mundo del sonido.

Un comentario en “Las fuentes de audio de calidad del Siglo XXI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *