Comportamiento eléctrico de un altavoz dinámico – Curva de impedancia

modelo eléctrico de un altavoz electrodinámico

Un altavoz dinámico es el altavoz de toda la vida que podemos ver en cualquier baffle o caja acústica, y que está compuesto de un cono, bobina e imán y conjunto de suspensión. Este tipo de altavoz tiene un comportamiento eléctrico muy determinado de cara al amplificador, que vamos a entender y conocer como se representa.

¿Cómo se comporta un altavoz respecto al amplificador?

Cuando conectamos un altavoz de, por ejemplo, 4 Ohms a un amplificador (que es una fuente de voltaje), este no sabe si tiene conectado un “altavoz”, o un “motor”, o una “bombilla”,…  lo único que ve es una impedancia,  y se encarga simplemente de darle un voltaje (la señal musical amplificada).

Dependiendo de la impedancia de esa carga (en este caso es el altavoz), circulará más o menos corriente, y por lo tanto potencia. Se supone que la carga más sencilla que podría ver ese amplificador, sería una resistencia de 4 Ohmios. O sea, si el altavoz fuese como una resistencia, el amplificador debería alimentar una resistencia de 4 ohms cuando le conectamos el altavoz. Pero realmente un altavoz dinámico es algo más complejo que una mera resistencia, ya que se trata de una bobina en un conjunto magnético, que además tiene un comportamiento mecánico oscilante; lo que provoca que a ciertas frecuencias el altavoz no se comporte como una resistencia simplemente.

  • A altas frecuencias, un altavoz electrodinámico se comporta como lo que es, como una bobina, o sea, impide el paso de la corriente según subimos en frecuencia.
  • A mitad de su rango de trabajo, un altavoz se comporta muy parecido a una resistencia, por lo tanto el amplificador vé una simple resistencia a esas frecuencias.
  • En el extremo grave de su rango de trabajo, el altavoz se comporta de manera más compleja, como un sistema resonante. Esto significa que el amplificador ve una carga que a determinada frecuencia no pide apenas corriente y consume menos potencia que en el resto de frecuencias. Por lo tanto, la impedancia aquí no son 4 Ohmios sino bastante más. Esta frecuencia se denomina frecuencia de resonancia del altavoz, y es la frecuencia natural a la que el altavoz tiende a resonar mecánicamente.

Si miramos una gráfica de impedancia típica respecto a la frecuencia, de las que suelen dar los fabricantes de altavoces en sus hojas de especificaciones,  se observa este comportamiento que acabamos de describir por regiones: Grafica de impedancia de un altavoz electrodinámico Como se observa en este ejemplo, a la derecha del todo, en las frecuencias más altas, el altavoz opone progresivamente más resistencia (impedancia) al paso de la corriente eléctrica, tal como lo haría una bobina. En el rango medio, tiene una impedancia muy estable, similar al comportamiento de una resistencia. Y en la parte de la izquierda, o sea, a las frecuencias más bajas, tiene un pico de impedancia, por lo que apenas consume corriente a esas frecuencias.

Próxima entrada

En la próxima entrada, seguiremos con este tema, para ver cómo se modela eléctricamente el comportamiento de un altavoz electrodinámico. El objetivo final será realizar nuestras propias simulaciones!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someone

Acerca de Diego Ena

Desde siempre he tenido un gran interés por los fundamentos y curiosidades del sonido. Durante mis estudios tuve la suerte de poder hacer una especialización sobre audio, y aunque no me dedico profesionalmente a ello, a día de hoy sigo siendo un gran aficionado. Con este blog espero aportar mi granito de arena a la afición por el interesante mundo del sonido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *